Utilizamos lenguaje inclusivo el, la, e y x aleatoriamente

En los últimos años se registró un aumento exponencial de consumidores de productos con excesivo contenidos de azúcares y grasas, considerados altamente adictivos, convirtiéndose en una gran amenaza para la salud.

Se estima que casi el 58% de América Latina tiene problemas de obesidad y sobrepeso, por lo que varios países ya han adoptado medidas para disminuir esta problemática de carácter urgente.

Por ejemplo, en el año 2012, Chile aprobó la Ley de composición nutricional donde obliga a la industria alimentaria a declarar los ingredientes de los productos en sus envases. En el 2016 comienza a implementar el etiquetado octogonal, utilizando un etiquetado con octógonos que advierten el exceso de azúcar, sodio y grasas saturadas en los productos procesados.

Perú publica la ley de alimentación saludable que promueve la información nutricional en los productos industrializados en el 2013 y en el 2018 adopta el etiquetado con octógonos.

En el 2014, Ecuador se convierte en el 1° país del mundo en aplicar el etiquetado semáforo, obligando a las empresas de alimentos a poner un semáforo nutricional en los alimentos procesados y envasados, y prohibiéndoles atribuir a sus productos virtudes nutricionales o efectos terapéuticos que no tienen. En el 2017 Bolivia también implementa este modelo.

Por su parte, en el 2015, México adopta el etiquetado de la industria que obliga a exhibir un etiquetado claro y en el 2018 Uruguay sigue los ejemplos de Perú y Chile en cuanto al el uso del etiquetado octogonal en los alimentos.

En la Argentina la ley de Etiquetado Frontal aún se encuentra en debate, ya que todavía hay algunas incongruencias como, por ejemplo, qué umbrales se tomarán como exceso, que deberán ser tratados antes que se promulgue la ley.

Lo que se propone es un etiquetado de advertencia en el rotulado del envase cuando excede el contenido de azúcares, grasas, sodio y calorías de los valores establecidos y, de esta forma, se empodera al consumidor en las decisiones a la hora de comprar los alimentos, generando educación alimentaria.

Mientras tanto entró en vigencia, el pasado 30 de abril, el Registro de Fiscalización de Rótulos y Etiquetados abarcando los alimentos, bebidas, elementos de perfumerías, de cuidado personal y limpieza, con el objetivo de fortalecer las acciones de defensa del consumidor, prevenir engaños y garantizar la competencia leal entre los diferentes productos que se encuentran en las góndolas. Con estas medidas se busca concientizar a la población sobre una alimentación saludable para combatir  la obesidad y las enfermedades afines.

Acerca del autor

Paula Diab

Periodista especializada en investigación y deporte. Es una gran comunicadora a través de sus artículos donde está presente su esencia y experiencia. Apasionada del futbol, con su corazón en Racing,

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.