Utilizamos lenguaje inclusivo el, la, e y x aleatoriamente
Sexualidad

Necesidades sexuales reprogramadas en pandemia

¿ Cómo afectó al deseo la distancia social y la prevención contra el coronavirus ?

Necesidades sexuales reprogramadas en pandemia

Al principio de la pandemia seguramente te pusiste a pensar en cuántas cosas podrían cambiar, qué cosas dejaste de hacer y cómo enfrentarás en adelante las necesidades vinculares y sexuales que todxs tenemos.

Los miedos que teníamos en Marzo 2020 quizás ya no existan, pero en el medio tuvimos que adaptarnos a estar solos y por más que uno siempre se lleve bien con la autosatisfacción no queremos caer en el conformismo.
Agradezcamos la existencia de internet que permitió el acompañamiento virtual. ¿ Te imaginas una pandemia sin internet ?

Tapamos la ansiedad de contacto físico con los efectos negativos del consumo compulsivo a través de compras online, que en principio intentaban cubrir necesidades básicas para trabajar mejor desde casa, pero en mi caso también compré la compañía de algún juguete sexual.
Juguete que en tres días lo tenía amortizado y guardé en la respectiva caja de la felicidad y hoy está juntando polvo.

Recursos como el porno mainstream terminó agotando porque no paraba de sugerir temáticas quizás polémicas estando justamente en cuarentena. Esto potenció por otro lado la venta de contenido explícito a cambio de un cafecito o un regalito y el ping-pong de nudes y sexting salvo los primeros meses.

Si bien las aplicaciones de citas siguieron ATR y mucha gente extendió su promiscuidad, yo no tuve el valor ni la atracción por hacerlo. No puedo volver a tener relaciones bajo un deseo de satisfacción egoísta. ¿ Cómo conectas con alguien que solo conoces sexteando y te juntas para coger sin saber cómo complacerlx ?

Retome vínculos con quién en su momento tenía una relación abierta, y coincidimos en cerrarnos por cuidado y compromiso mutuo ante los miedos del contagio, pero ni bien empezamos a intimar entendimos que teníamos inquietudes afectivas ante tanto tiempo de soledad.

Siento que se me reacomodaron las necesidades, muchos kinks mayormente permanecen encajonados por el covid, y si bien muchas veces puede estar vigente el morbo de lanzarte en una ensaladera de cuerpos y decir “a coger que se acaba el mundo” en mi caso si no desarrollo una mínima empatía y complicidad con el otrx ya nada volverá a ser lo mismo.

¿ Está mal volver a necesidades básicas como una previa con chape, foreplay, mimos, sexo oral y demorar un poco el “te pido un uber?”

Acerca del autor

Leandro Cura

Periodista en construcción, motivando a vivir mejor cada día. Amor Libre, Medio Ambiente, SSC

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.